10 buenas razones para jugar a juegos de mesa

10 buenas razones para jugar a juegos de mesa

¡Hola a todos! Los juegos de mesa se han hecho un pequeño hueco en el tiempo de ocio de mucha gente en los últimos años. A pesar del pequeño “boom” y el auge en el número y la calidad de títulos que nos llegan, aún sigue siendo una afición desconocida entre gran parte de la población de nuestra país. A ellos, principalmente, va dirigido este artículo, y también a aquellos que todavía buscan buenas razones para convencer a sus familiares y amigos para que se sienten en una mesa a disfrutar de un buen juego entre risas, tensión y momentos divertidos. ¡Empezamos!

.

1.- ¡Porque son divertidos!: Esta es la razón más importante, si no el resto no tendrían sentido. Cuando dedicamos tiempo a una actividad de ocio, el fin último es pasar un buen rato. Es difícil que todos los juegos gusten a todo el mundo, pero de la misma manera es prácticamente imposible que ningún juego guste a una persona en concreto. Con la variedad en cuanto a tipos de juego (eurogames, temáticos, fillers, party games, wargames), duración y dificultad, es complicado pensar que una persona no se pueda divertir con alguno de ellos. Es importante conocer los gustos personales de la gente a la que queremos introducir a un juego para saber de antemano si hay más o menos posibilidades de que le guste.

.

2.- Porque enriquecen las relaciones personales: En una partida a un juego de mesa hay charlas, piques, bromas, risas... Sentarse a jugar a un juego de mesa se convierte en un acontecimiento social en el que se estrechan las amistades y se refuerzan los valores de la amistad y la confianza entre personas. Una partida puede derivar en otro tipo de actos sociales posteriores que cimentarán la relación entre las personas que han intervenido en la misma.

.

3.- Porque trabajan capacidades como la memoria o el cálculo matemático: Muchos juegos de mesa refuerzan algunas de las capacidades que necesitamos cotidianamente, para nuestro trabajo o el día a día. Matemáticas básicas, memoria, toma de decisiones, imaginación espacial, resolución de problemas o incluso física son algunas de las ramas que podemos reforzar cuando jugamos a un juego de mesa a la vez que nos divertimos. También, al jugar varias partidas a un mismo juego, recordamos nuestras acciones en las anteriores, lo que nos sirve para variar la toma de nuestras decisiones, intentando de esta manera superarnos continuamente, enfrentándonos no solo a nuestros rivales sino a nosotros mismos.

.

.

4.- Porque son un hobbie barato: Sí, lo sabemos, hay juegos caros. Pero, cada vez con más frecuencia, los juegos de mesa poseen una rejugabilidad muy alta, algunos casi ilimitada. Por supuesto, puedes conseguir grandes juegos a precio muy bajo (y más con nuestra promoción del D10cuentazo), pero aunque inviertas una cantidad respetable de dinero en alguno de ellos, la cantidad de horas de diversión que te van a proporcionar hacen que esa inversión sea muy rentable. Comparándolo con otros hobbies, ¿cuántas horas de diversión te proporciona ir al cine? ¿Y salir de copas? ¿Puedes leerte muchos libros cinco veces seguidas y seguir disfrutándolo? Los juegos de mesa son una opción que respeta mucho los bolsillos y resiste muy bien estas comparaciones.

.

5.- Porque es una actividad para todas las edades: A diferencia de otras actividades de ocio, los juegos de mesa pueden jugarse por personas de un rango de edad amplísimo. Encontramos juegos indicados para niños de muy corta edad, y el resto pueden ser disfrutados incluso por personas ancianas, ya que ayudan a fortalecer la memoria y otras habilidades, como hemos visto en el punto anterior. Puedes tener una sesión de juegos con tus hijos, sobrinos, padres o abuelos: no suponen un choque ni barrera generacional. Más bien, al contrario: no es fácil encontrar una actividad que puedan compartir todos los miembros de la familia, y los juegos de mesa es una de ellas.

.

6.- Porque puedes aprender idiomas: Algunos juegos, por desgracia, solo están disponibles de importación. Pero podemos ver esto como una oportunidad para mejorar nuestro nivel en un determinado idioma. Podemos encontrar juegos oriundos de casi toda Europa y Estados Unidos, por lo que la cantidad de idiomas a los que podemos dar un empujón es extensa. Además, adquirirás vocabulario jugón, algo difícil aprendiendo idiomas por métodos más tradicionales :)

.

.

7.- Porque son una estupenda opción contra el mal tiempo: Típico día otoño-invernal. Lluvia, nieve, fríoy cero ganas de salir a la calle. Pero también te apetece desconectar del trabajo y pasar un buen rato con los tuyos. ¿Solución? Una buena sesión de juegos de mesa. Ante las inclemencias del tiempo, el ocio casero se impone, y los juegos de mesa se convierten en una opción predilecta incluso para los más reticentes. Y es que jugar sentado con la calefacción y una bebida caliente al lado es una delicia cuando en el exterior los termómetros marcan temperaturas bajo cero.

.

8.- Porque generan muchas conversaciones: “¿Te acuerdas de cuando los humanos estaban a punto de salvarse y nos descubrimos como cylons y destruimos la nave?” “¡Qué momentazo cuando Luke Skywalker salvó el día y pudimos avanzar en la campaña gracias a él!” o “La última partida fue igualadísima: ¡ganaste solo por dos puntos!” son solo algunos de los comentarios que pueden oirse entre círculos jugones cuando, varias fechas después, se rememoran partidas épicas. Momentos de emoción, de buena o mala suerte, de frustración o de alegría están presentes en estas charlas y hacen que se recuerden buenos momentos entre risas. Los juegos, ante todo, son una actividad social, y generan todo tipo de situaciones sociales, antes, durante y después de la partida.

.

9.- Porque quedan muy bien en la estantería: La mayoría de las cajas de juegos son estéticamente bonitas y quedan muy bien en una estantería. Además, enseñar su ludoteca es todo un orgullo para cualquier jugón que se precie. Incluso aunque no se vaya a hacer una sesión de juego, muchas veces solo con enseñar el sitio donde los tenemos o incluso abrir alguna caja y mostrar a nuestras visitas los preciosos componentes de nuestros juegos pueden hacer que les entre el gusanillo y pedir una partida para próximas reuniones.

.

10.- Porque puedes conocer gente: Si quieres ampliar tu círculo de amistades y tener un grupo asiduo con el que jugar a juegos de mesa tienes un montón de opciones: tiendas, clubes, asociaciones e incluso webs para hacer amigos con tus mismas aficiones. De esta manera conocerás gente que comparte tu pasión y, a buen seguro, entablaréis una relación que posteriormente pueda ir más allá de las mesas de juego.

.

En definitiva, jugar a juegos de mesa es una actividad social en la que un montón de valores están presentes. Además, nos ofrecen algunas opciones y peculiaridades que no podemos encontrar en otras formas de ocio, por lo que son una estupenda manera de llenar nuestro tiempo libre. Si tienes dudas sobre si empezar en los juegos de mesa o conoces a alguien que las tenga, esperamos que estas 10 razones le valgan para lanzarse a la piscina y descubrir un mundo del que, a buen seguro, ya no saldrá.

Guardar

Guardar